El debate por el aborto trajo consigo innumerables acciones, muchas de ellas infructuosas y bélicas, que sólo sirven para derribar al que está en la vereda de enfrente. Pero es saludable ver instituciones que se levantan con firmeza dando respuestas concretas a las necesidades de las mujeres más vulnerables.
“Abrazo del Cielo” es una de esas iniciativas, impulsadas por Paula Del Vecchio, en la ciudad bonaerense de Monte Grande, en el sur del Gran Buenos Aires, y en esta nota nos cuenta los detalles.

¿Cómo se inició “Abrazo del Cielo”?
Abrazo del Cielo comenzó como un sueño hace más de dos años, cuando ni por asomo preveíamos un escenario como el que estamos viviendo hoy respecto del proyecto de Ley de Legalización del Aborto.
Comenzamos pensando en un hogar que cobijara aquellos niños que tenían un destino de aborto, y luego, cuando fuimos profundizando más en el tema, nos dimos cuenta que la problemática era mayor. Y planeamos algo más integral: trabajar con aquellas mujeres con embarazos no planificados.

¿Cuál es la realidad de aquellas mujeres que quedan embarazadas y entran en crisis a causa de no tener un buen pasar? ¿Qué hay de cierto y qué hay de mito en ese argumento de que “las mujeres pobres abortan”?

El factor económico incide pero no es el determinante. Cuando una mujer toma la decisión de tener un hijo, saca fuerzas y recursos de donde no tiene: así somos las mujeres, luchadoras y protectoras por naturaleza.
La situación de crisis se da cuando la mujer no contemplaba tener un hijo más en ese momento y a lo imprevisto de esta llegada se suman diversos factores. Por ejemplo, el hombre no quiere hacerse cargo y propone a la mujer “sacarse el problema de encima”. A simple vista la solución del aborto parece la más razonable. Se suma también el miedo que da la soledad de afrontar esto sola, no tener contención de la pareja, no poder ofrecer una familia al bebé en camino, etc. Hasta muchas veces las mujeres están viviendo una realidad diferente a la que habían soñado y les cuesta adaptarse a un nuevo contexto. Esto produce mucha angustia e incertidumbre.
También se da que la familia le dice a la mujer: “lo que decidas, nosotros te vamos a apoyar, aun si eso signifique conseguirte el dinero para un aborto”. Aun en ese escenario la mujer se encuentra sola, porque en el fondo no quiere abortar. Sin embargo, “lo que ella decida está bien”, cuando deshacerse del hijo que está sin culpa y sin pedirlo, no es la solución tampoco, y la mamá lo sabe.
Por otro lado, sabemos que las mujeres pobres son las que más hijos tienen. Las que más educación y recursos han conseguido, tienen más por postergar con la llegada de un hijo no planificado. Y no uso la palabra “perder” adrede. Una mujer nunca pierde con un hijo, pero sí honestamente su vida tiene que reacomodarse e inevitablemente hay cosas que cambian de prioridad.
Una reciente encuesta confirma que la mayoría que está a favor de la legalización del aborto, son mujeres de clase ABC1.

¿Cómo funciona “Abrazo del Cielo”?
Actualmente el Abrazo del Cielo está en una etapa de inicio, donde estamos enfocando la tarea en la contención de aquellas mamás con embarazos no planificados.
Queremos acompañarlas desde el minuto uno, haciéndoles saber que para poder decidir, tienen que tener todas las opciones y necesitan informarse bien.
Tenemos personas preparadas que las van a acompañar durante el embarazo, con encuentros, charlas, preparación y hasta acompañándolas a las citas médicas, si lo necesitan. La contención en vital para los 9 meses del embarazo. Una mujer transita por muchos cambios, no sólo corporales, sino también hormonales, psicológicos, y emocionales. Es importante que ellas sepan que no están solas y que no son las únicas.
Tenemos contemplado también ayuda para el bebé durante los primeros dos años de vida.

¿Cómo captan a las mujeres que necesitan esa contención? ¿Cómo es el día a día en el trato con ellas? ¿Quiénes llevan a cabo esta tarea?
La comunicación más efectiva hasta ahora ha sido el “boca a boca”. Alguien se entera de que hay una mujer en esta situación y nos pone en contacto con ella. Facebook también es un gran aliado.
En el presente estamos armando una campaña de comunicación de concientización e información para madres con embarazos no planificados.

¿Cómo te ves de cara al tratamiento del proyecto de ley denominado IVE en el Senado? ¿Sos optimista?
Quiero ser optimista, y eso para nosotros sería el rechazo total del proyecto como vino de Diputados. La media sanción es un disparate en sí, desde lo jurídico, ético, médico y biológico. La redacción del proyecto es nefasta y pone a los médicos en una posición totalmente vulnerable.
Incluso que vuelva a Diputados con modificaciones sería triste, ya que abriríamos una puerta a la legalidad del aborto en nuestro país. Ningún país que valore su niñez y su futuro puede jactarse de llamar legal a la exterminación de nuestros hijos.

De llegar a aprobarse la ley, ¿qué futuro vislumbrás para “Abrazo del Cielo”? ¿Creés que se acrecentará la tarea?
Es verdad que el tema ya está instalado y esto sólo nos ha abierto los ojos y ha sacado a la luz una situación que estaba bastante escondida. Sin embargo, la realidad de otros países confirma que la legalización del aborto trae con los años un aumento de las tasas de abortos cada 1000 mujeres en edad fértil. Funciona así: el primer año de legalización se tienen datos exactos de cuántos abortos hay por año (muy pero muy por debajo de los 500.000 que dicen que tenemos) y luego se ve que paulatinamente esa cifra comienza a subir. Pasó en España, pasó en Uruguay, pasó en Estados Unidos donde hoy tienen casi un millón de abortos por año.
La otra cara de esto es que la mayoría de los abortos registrados en países con aborto legal se da en el sector privado y la causa es la mera petición de la mujer. Aquí no hay grandes porcentajes de riesgo de vida de la madre, ni malformaciones intrauterinas ni casos de violaciones.
Como conclusión, creo que tenemos mucho por hacer y esto recién comienza.

Más info en: www.facebook.com/ElAbrazoDelCieloArg