Hace un mes se inauguró en Rosario la primera casa que alojará a madres en situación de vulnerabilidad. Ya preparan la segunda.
En Rosario se abrieron distintos refugios para personas en situación de calle, pero hasta el mes pasado no había nada pensado para las mujeres embarazadas. Por esto se abrió la primera casa llamada «Hogar de la Ternura», donde podrán vivir aquellas que estén en situación de vulnerabilidad. Ya se prepara la segunda casa en Granadero Baigorria.
La idea surgió de un grupo de voluntarios católicos que conocieron la fundación Manos Abiertas, de Córdoba, que cuenta con 25 años de experiencia y con 18 hogares de este tipo en distintas ciudades del país.
«Queremos abrazar la vida como viene y acompañar a esas mujeres que por distintas situaciones no pueden cursar su embarazo en su casa», explicó Adriana Ciciliani, presidenta de la Fundación De la Visitación, que ampara legalmente al nuevo Hogar.
La fundación ya cuenta con más de 500 voluntarios que colaborarán de distintas maneras. La mayoría son mujeres y serán las que se turnarán para estar en el Hogar, y acompañar a las mamás que se alojen en esa casa, ubicada en zona sur.
«Las mujeres que necesiten alojarse en el hogar pueden llamar al 0341-547-8438, está abierto a todas las que lo necesiten. Sólo hay que tener dos requisitos: estar embarazadas y no tener un hogar», subrayó Adriana.
Una vez que se contacten, una psicóloga realizará una entrevista y luego podrá alojarse en el hogar con sus otros hijos, si los tiene.
«Muchos casos seguramente nos llegarán a través de las parroquias y de las organizaciones que trabajan con mujeres”.

Un hogar
La casa cuenta con lugar para siete mamás. «Se trata de lograr un ambiente de hogar. Esto no es un lugar para pasar la noche, es una casa y en general son pequeñas porque la idea es que lo sientan como su propio hogar», explicó Adriana, de hecho serán las propias mamás quienes cuiden de esa casa.
«Las mujeres podrán quedarse el tiempo que lo necesiten, aunque calculamos que lo máximo será de 18 meses, para que el bebé pueda nacer y la mamá acomodarse», detalló la presidenta.
A su vez, explicó que durante la estadía en el lugar se trabajará para que las mujeres puedan reinsertarse laboralmente, y familiarmente, una vez que hayan tenido a su bebé.
«El trabajo estará supervisado por el equipo de psicólogas y asistentes sociales», comentó la mujer quien dijo que ya recibieron solicitudes.

Voluntariado
Las más de 500 personas que se anotaron para colaborar con esta iniciativa se distribuyeron en una grilla para que las mamás que vivan en el hogar puedan estar acompañadas las 24 horas y durante los 365 días del año.
Cada turno de voluntariado durará tres horas y podrá ser quincenal o mensual.
En cuanto a la manutención, señaló que será gratuito para las mamás, y se sustentará con el voluntariado y la colaboración de padrinos y empresas. «Siempre necesitamos voluntarias porque no queremos dejar a las mamás solas», acotó y dijo que para sumarse hay que entrar en la web: www.hogarmadredelaternura.org.
Desde el primer momento la iniciativa contó con el apoyo del obispo de Rosario, Eduardo Martín, quien designó al padre Luis Ortega para acompañar esta tarea.
Ahora están trabajando fuertemente para poder abrir la segunda casa, que está ubicada en Granadero Baigorria.
Para ultimar detalles necesitan donaciones de elementos de limpieza como escobas, escobillones, palas, guantes, trapos, detergente y cloro. A su vez, están dictando capacitaciones para quienes quieran sumarse como voluntarios a esta obra sin precedentes.
(Fuente: Diario La Capital)