Luego de un intenso tour por Europa e Israel, los pastores Claudio y Claudia Tomaselli retornan a la Argentina para continuar con sus actividades cotidianas. Pero la reciente gira fue tan enriquecedora que quisimos extraer algunas de sus vivencias para compartirlas en estas líneas de DiarioPC.
Si bien Italia ya había sido visitada por Claudio Tomaselli, esta nueva visita tuvo un sabor diferente. Ser acompañado por su fiel compañera Claudia y compartir ante congregaciones que ya se mostraban predispuestas a recibir algo nuevo de Dios, fue algo que Claudio vivió de una manera especial.

En líneas generales, ¿cómo viviste este tiempo de ministración en Europa?
La ministración en las iglesias de Europa fue extraordinaria. Ver los milagros en las familias y poder ver hombres y mujeres rendirse a Cristo por la prédica soltada, reconociendo que algunas conductas del pasado estarían afectando el presente de sus hijos, fue algo tremendo, realmente.

Los pastores Tomaselli junto al equipo pastoral de la Iglesia Betesda, en Italia, durante el congreso de Familias.

Visitar Israel no es un dato de relleno en esta historia. ¿Qué sensación tuvieron al recorrer las calles que transitó Jesús?
Recorrer las calles de Israel, es una experiencia única. Pude dar una palabra en el estanque de Betesda, pudimos orar por enfermos y ver los milagros. Una mujer fue sana de su pierna, y otra de diabetes. Pude dar otra palabra en el Mar de Galilea, también. No hay palabras para agradecer a Dios por este tiempo, al salir de la tumba de Jesús poder ministrar la Santa Cena a todo el grupo junto a otros pastores, Danny Paladines, Daniel Verón, Cristino Barboza, poder orar en el aposento alto y ver cómo gente recibe el don de lenguas. Aún no salgo del asombro.

¿Cómo es el público italiano en cuanto a lo receptivo? ¿Hay apertura a nuevas vivencias espirituales o adoptan una postura más tradicional?
El público europeo en mi primer año fue un poco más conservador, pero en mi segundo año todo cambió, los vi más receptivos y con hambre de un avivamiento. Todo tiene que ver con qué va a impartir la persona que ministra. Los pastores Paladines, de Italia, están activos y enfocados a un avivamiento, por eso invirtieron en invitarme para recibir lo que está pasando en Latinoamérica. Hermosa congregación.

¿Qué te traés de esta nueva gira en relación a tu trayectoria ministerial?
Lo que traigo es una experiencia única y una unción diferente en trasmitir el Nuevo Testamento. Creo que la unción de los milagros ya está se ha potenciado, todo la gloria es para Dios.
Para el año 2020 está programado otro viaje a Italia, y se abrió la puerta en Suiza, entre otros lugares y en 2021 junto a los pastores Paladines estamos programando el tour a Israel desde Argentina. Estar en se lugar es una experiencia que no hay que dejar pasar.