Mariano Reyes y la filosofía de la política sub 35

Elecciones 2023 25 de julio de 2023 Por Diario PC
Se trata de una de las caras nuevas de la política local en Almirante Brown. Sin haber ocupado aún un cargo público, tiene en su haber una importante recorrida por los barrios más humildes del municipio, llevando soluciones concretas a través de la gestión.
Mariano junto a vecinos y colaboradores, durante una jornada de trabajo comunitario
Mariano junto a vecinos y colaboradores en una de sus jornadas de trabajo comunitario

Ficha técnica
Nombre:
Mariano Germán Reyes
Edad:
35
Partido:
UNO (Juntos por el Cambio)
Pre-candidatura:
1er Concejal de Almirante Brown

Mariano Reyes viene del barrio y del barro. No siempre disfrutó del asfalto que pasa hoy por el frente de su casa y sabe de la incomodidad para trasladarse con un transporte público que, para alcanzarlo, debía caminar varias cuadras.

Cansado del típico político que hoy es de Boca y mañana de Ríver, dependiendo de los intereses que lo puedan depositar en un cargo público, Reyes decidió andar por el mismo camino que lo llevó a convertirse en uno de los referentes del partido UNO, que hoy se encuentra aliado a Juntos por el Cambio como una alternativa para encarar una nueva forma de hacer política. “Hacer”, con todo lo que ello implica.

“La gente está cansada de palabrería, del político que los visita semanas antes de las elecciones y luego se olvidan hasta las votaciones siguientes. Con mi equipo, me propuse fomentar esta contracultura política, ir a la inversa, hacer cosas aún sin ocupar un cargo público para demostrarle a la gente que todo –o casi todo- pasa por una decisión política de hacer las cosas”, inicia Mariano Reyes su alocución, mientras brocha en mano, se dispone a pintar el cordón de una vereda del barrio El Encuentro, en Almirante Brown.

Junto a un pelotón integrado mayormente por jóvenes que tienen este mismo sentir, Mariano Reyes va en busca del vecino que ya no se deja embaucar por la labia política. Por eso su labor es más compleja, ya que lo más fácil sería encarar un buen discurso, contratar un coach y hacer un poco de marketing. “Debemos vivir la política desde los barrios más humildes”, insiste, y puntualmente, al referirse al municipio de Almirante Brown, agrega que “el distrito tiene la necesidad imperiosa de contar con representantes que estén cerca del vecino y lleven realmente sus reclamos en lugar de negociar con el oficialismo, que, si no está en el centro de la escena, solo pone palos en la rueda para que nada funcione”.

Mariano Reyes. Brocha en mano. La filosofía de la política Sub 35

Con cierto enojo, pero lejos de atornillarse en la comodidad del mal humor y la crítica detrás de un teclado y un mouse, Reyes anda lejos de mostrarse a través de las redes sociales, pero cerca de la gente. Por eso, ideó “Brown Cambia Cuadra a Cuadra”, un plan sistemático de pequeñas acciones que tiendan a solucionarle pequeños problemas al vecino. Desde la pintada de un cordón, el corte del césped y la limpieza de una calle, hasta facilitar un trámite burocrático, o gestionar que los recolectores de residuos no apilen las bolsas de basura durante largos minutos que terminan con los perros rompiendo y desparramando todo en la calle.

Debemos escuchar a cada vecino sin importar su idea política; somos vecinos, somos el mismo pueblo y queremos lo mismo vivir mejor”, dice Mariano apostado en una de las nuevas “paradas seguras” que montó el Municipio en las principales arterias del distrito. “Si las paradas seguras no están acompañadas por el accionar rápido de la policía cuando alguien toca el botón antipánico, no sirve de nada, es solo una estructura, así como las alarmas vecinales”.

La iglesia como termómetro social
Es conocida la vocación religiosa de Mariano Reyes, quien considera que la iglesia es un factor relevante a la hora de producir mejoras en los barrios. “La iglesia es el termómetro social que nos impulsa a dar pelea en la arena política”, sostiene, y agrega que “los valores están todos rotos y la iglesia constituye hoy la última reserva de aquellos principios que hoy están en el olvido y que dejaron al país como lo vemos hoy”. 

Es por eso que se suele ver a Mariano asistiendo a merenderos y comedores comunitarios de la zona, que en su mayoría son dirigidos por iglesias católicas y evangélicas. Allí, mediante la gestión con productores alimenticios, facilita la partida de mercadería que sirve para fortalecer el servicio de estos comedores. “Es una tarea gratificante, por un lado, pero que, en el fondo, no debiera tener razón de ser. No tendría que existir ni un comedor comunitario en un país que produce alimentos para una población que es diez veces más grande que la que tenemos. Argentina no es pobre, solo la empobrecieron. Si nuestros políticos tuvieran algo de estos valores que intentamos mantener, no deberíamos estar hablando de esto”.

Te puede interesar