La crisis sanitaria que está atravesando la sociedad genera innumerables formas de ayudar a la gente más necesitada. Y esa necesidad no pasa sólo por lo económico, sino por aquellas áreas invisibles del ser humano que requieren una atención profesional adecuada y a la altura de las circunstancias.
Es por eso que desde la iglesia Cristo para Todos, de Adrogué, un grupo de profesionales de la salud dispusieron de su tiempo para la atención de personas a las que esta crisis las ha afectado en lo emocional y en lo espiritual.
De la mano del pastor Pablo Barabaschi, integrante de la pastoral de Cristo para Todos, se creó el grupo Alas, que desde sus redes sociales está compartiendo información al respecto. “La idea es dar un servicio integral, por eso, la iglesia además de ser un centro de distribución de alimentos y medicamentos, actúa en el área emocional de las personas, proveyendo la capacidad y el tiempo que más de una docena de profesionales especialistas en el área de salud mental y prevención puso a disposición”, comenta Barabaschi. Y agrega que “en estos tiempos de aislamiento, donde se ha trastocado la rutina de cada familia, generando una convivencia inusitada de 24 horas, seguro se generan tensiones y disputas familiares. Y esto también hay que resolverlo. Por eso, entre los especialistas contamos con facilitadores en las resoluciones de conflictos”.
No será tarea fácil puesto que esta atención será a distancia y en forma telefónica, pero desde Alas está puesto todo el esfuerzo en que esta crisis que afecta a la sociedad pueda ser paliada por personal idóneo. A tal efecto, desde esta comunidad se ha provisto el siguiente medio para comunicarse en casos de cubrir las necesidades antes descriptas.
Fanpage: www.facebook.com/alascpt