Nicole Amarilla e Isaac Cejas son dos estudiantes secundarios que desde su establecimiento educativo, la Escuela de Educación Superior Técnica número 3, en la ciudad de Del Viso, desarrollaron un dispositivo para ayudar a aquellas personas con problemas de visión.
En esta nota para DiarioPC, Nicole nos cuenta en qué consiste y cómo piensan implementarlo.

“La idea de desarrollar este dispositivo surgió de un pedido por parte de la madre de una niña que asiste a la escuela especial N° 504”, comienza diciendo Nicole, detallando un triste episodio que había vivido esta niña y por el cual pusieron a andar este invento.
Este dispositivo alcanza a personas con problemas de visión pero también a no videntes. Nicole nos da un detalle sobre cómo funciona: “Es un dispositivo que permite detectar un obstáculo mediante un sensor con rango de alcance regulable de 3 centímetros a 3 metros, dependiendo de la altura, condición o necesidad, y alertar a la persona mediante vibración o emisión de sonido. Este dispositivo lo aplicamos en una pechera, un bastón y un anteojo. La utilización que le podrán dar es la de detectar una persona, animal o cosa a un rango de distancia establecido. Si, alcanza a los no videntes, de hecho fue probado por una niña no vidente”.
Generalmente, tras la creación de este tipo de cosas, surge una historia de fondo que está emparentada con algún episodio, propio o cercano. ¿Cuál es la que motivó a Isaac y Nicole?
“Lo que nos motivó a hacer este proyecto es poder contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad, ya que planeamos que en un futuro todas las personas que lo necesiten puedan acceder a este dispositivo”, recalca Nicole. Y agrega que “también nos incentivó una persona en particular, Agustina, una niña de 11 años que asiste a la escuela N° 504. Ella no está acostumbrada a usar su bastón porque tiene miedo. Este miedo está arraigado con una situación del pasado, ya que su tío era una persona no vidente que murió cruzando la calle con un bastón. Con este dispositivo nosotros queremos brindarle más seguridad”.
Este prototipo ya está listo y la intención, tanto de Nicole como de Isaac es que se pueda financiar para fabricarse en serie. “Todavía no lo tenemos muy claro pero directivos del colegio están en tratativas con una asociación para poder producirlos masivamente”, cuenta esperanzada la joven de tan sólo 17 años que ya está con su cabeza craneando su próxima invención, no sin antes perfeccionar éste: “Estamos pensando en desarrollar un auricular con Bluetooth para evitar confusiones con el ruido externo”.