Por Mónica Costa

Es por todos conocido que dentro de los hábitos alimentarios de la población Argentina, las legumbres ocupan lugar relegado. Es más, me animaría a decir que para gran parte de la población solo conoce las lentejas, los porotos o milanesa de soja.
Pero haciendo un breve paseo por las dietéticas podemos descubrir un mundo variado de legumbres.
Les invito a animarse a descubrir este alimento económico, rendidor y que ofrece una amplia gama de posibilidades a la hora de incorporarlo en nuestra alimentación tanto en invierno como en verano.
Las legumbres pertenecen a la familia de las leguminosas que se cosechan para obtener la semilla seca. Son una fuente de proteína accesible económicamente y súper importante en la dieta de vegetarianos y veganos. Y aunque no es una proteína completa, es decir con todos los aminoácidos esenciales como los de la carne, se puede complementar con una ración de cereales integrales. Es decir que podemos consumir lentejas y arroz y de esa manera obtener una proteína completa.
Además, las legumbres son bajas en grasas y tienen alto contenido en fibra soluble, transformándolas en un buen recurso para reducir el colesterol y controlar el azúcar en sangre.
También aportan vitaminas del grupo B, ácido fólico, calcio, magnesio y potasio, fuentes de zinc, hierro y fósforo.
Como hemos visto, hay grande motivos para incorporarlas en nuestro plan de alimentación. Vamos a darle una mirada a lo que el mercado de las legumbres nos ofrece: Si te estás preguntando ¿cuál es la legumbre que más nos conviene consumir? La respuesta es TODAS.
¿Cuáles son las legumbres?
Lentejas: son seguramente las más conocidas y consumidas por nuestra población. Populares por su aporte de hierro. Se recomienda remojarlas para activarlas y aprovechar mejor sus nutrientes. Además es mejor acompañarlas con el consumo de cítricos para aportar vitamina C y favorecer así la absorción del hierro. Las podemos consumir en guisos, ensaladas o elaborar hamburguesas o albóndigas.
Garbanzos: debemos remojarlos por 12 horas y luego cocinarlos. Podemos preparar un rico puré de garbanzos o hummus. También podemos procesarlo y elaborar hamburguesas.
Soja: es la más rica en proteínas por eso es muy utilizada por vegetarianos y veganos. En la dietética podemos encontrar múltiples productos a base de soja o también podemos utilizarla en guisos o para elaborar milanesas.
Porotos: en general nos quedamos con el clásico poroto blanco que nuestra abuela usa para hacer el locro, pero también los hay negros, poroto aduki, mug, regina. Hay muchísima variedad de porotos para probar.
¡Anímate! Date una vuelta por la dietética, comprá un puñado de legumbres, que son súper nutritivas, económicas y rendidoras. Y además una sana opción.
Aquí les dejo una receta para que prueben. ¡Es apta para personas celíacas!

Brownie de poroto Aduki
Ingredientes
 Poroto Aduki: 250 grs cocido
 Azúcar mascabo: 60 grs
 Huevos: 2 unidades
 Aceite neutro: 2 cucharadas
 Cacao amargo: 2 cucharadas
 Esencia de vainilla: c/n
 Bicarbonato de sodio: ½ cucharadita
Procedimiento
1. En un bol colocar los huevos, el azúcar, aceite, cacao, la esencia de vainilla y el bicarbonato. Mezclar hasta obtener una consistencia homogénea.
2. Por otro lado procesar los porotos, previamente remojados y hervidos, hasta que quede tipo puré.
3. Unir las dos preparaciones. Y volcar en un molde.