El pasado 3 de febrero se celebró el 197° aniversario del Municipio de Cañuelas. En ese contexto, se reconoció la labor de algunas personas e instituciones destacadas de la comunidad, y entre ellas estuvo el querido y respetado pastor Néstor Guiriani (el pastor Néstor, como lo conocen en Cañuelas) quien fue reconocido por su importante contribución a la localidad de Máximo Paz, perteneciente a dicho Municipio.
El pastor Néstor Guiriani se desempeñó como pastor de la iglesia de Máximo Paz desde finales de los años ‘80, siempre con un enfoque integral de la persona, y con una mirada amplia del rol de la iglesia dentro de la comunidad. El día de hoy, dentro del marco de la iglesia, funciona un centro comunitario con un centro de formación profesional.
Pero no sólo la iglesia ocupa los días del pastor Néstor, sino una serie de actividades desarrolladas en días significativos para la ciudad, como lo es el Día del Niño. Un clásico de la ciudad de Máximo Paz es, precisamente, el Festival del Día del Niño, con juegos, canciones una obrita de teatro y la entrega, cada año, de cerca de 1800 regalos y merienda con chocolate caliente.
Además, muchos lo recuerdan de los años que estuvo dirigiendo el Parque El Sembrador, cuna de cientos de encuentros de la juventud evangélica.
En la actualidad, Guiriani acaba de “jubilarse” de la pastoral de la iglesia en Máximo Paz, pero el Señor le puso en el corazón acompañar a pastores que necesiten un apoyo espiritual, por lo cual a sus 80 años continúa activo en la obra.