El planeta cristiano nos viene sorprendiendo últimamente, mostrándonos gente de sus filas que hoy tiene trayectoria en puestos de gobierno. La función pública en la Argentina está poniendo los ojos en personas que abrazan los valores cristianos y los convoca a ubicarse en lugares relevantes. Es el caso del músico y docente entrerriano Emiliano Vallejos, quien recientemente fue designado como Director de Educación de la Municipalidad de Concordia y en esta nota nos cuenta el proceso que lo depositó en uno de los lugares más relevantes en la educación de su distrito.

“Hace varios años que soy docente”, cuenta Emiliano en su relato para DiarioPC. “Pero con una impronta social muy marcada, propia de mi formación cristiana. En 2015 el Vocal del Consejo General de Educación de Entre Ríos, Doctor Gastón Etchepare, me invita a formar parte de su equipo, ad honorem. Allí empecé a incursionar fuertemente en políticas educativas fuertes, a nutrirme”.

¿Cómo se fue dando tu trabajo en la docencia, de manera que trascendió el hecho de dar clases en un aula?
En 2017 formé parte de un Programa Provincial llamado «Promotores Educativos», que depende del CGE. Se trata de un programa de recuperación de niños y adolescentes en situación de deserción escolar. Allí me asignaron 5 escuelas de alto riesgo. Me pasaban listados de alumnos con más de 35 faltas y todos los datos personales y mi tarea consistía en ir a buscarlos a la casa (o donde sea que se encuentren) para devolverlos al sistema escolar. Esa tarea, antiguamente, la hacían los ordenanzas. En 2017 y 2018 mi porcentaje de eficiencia fue altisimo: un 92% de reinserción escolar. Así es que para 2019 me asignaron las mismas escuelas, pero el equipo de supervisores y directivos del departamento Concordia ya me conocían, así que ante cualquier caso de deserción escolar en otras escuelas me llamaban, iba y recuperaba al alumno. Cubrí más de 20 escuelas, con un porcentaje muy alto. Sólo tres adolescentes no volvieron, y me duele hasta el día de hoy. Tengamos en cuenta que cada escuela solía darme hasta 25 casos de chicos que no venían más a la escuela. Lo anteriormente dicho lo hacía en mis ratos libres, es decir: trabajaba a tiempo completo en mis horas escolares y luego salía a hacer ese trabajo.

¿Cómo fue el proceso que te llevó del aula a ocupar, definitivamente, un cargo público que te involucrara en la totalidad del mundo escolar de Concordia?
En ese entonces el equipo de Educación ejecutaba ciertos programas en los que me veía involucrado: clases de apoyo gratis en barrios muy humildes, «vacaciones en tu barrio», o simplemente ir a cantar un par de canciones y dar una palabra de aliento a algún merendero lleno de chicos.
En agosto de 2019 el Intendente Enrique Cresto me convocó para asumir la Coordinación y Articulación en el Departamento Concordia del programa «Educando en Movimiento», un programa del Instituto Becario de Entre Ríos, cuyo objetivo principal es dar clases de apoyo y recreación a niños de entre 6 y 13 años. Las mismas eran dictadas por alumnos de 3er y 4to año de algún Profesorado o carrera de Magisterio, becados a contraprestación de servicios, una especie de Práctica Educativa Real y en Territorio remunerada. En ese tiempo el programa había entrado en crisis producto de diferencias entre Instituto Becario y Municipio. Se necesitaba aire fresco. Concordia tiene 43 centros “Educando en Movimiento”, así que era hora de retirarme del aula para realizar esa tarea (me afectaron las horas). Empecé a ordenar los Centros, limpiarlos, con ayuda del Becario Provincial que me brindó las herramientas necesarias y el apoyo total del Ejecutivo Local. La mayoría de los centros estaban devastados, casi sin alumnos y con los profesores deprimidos. Para diciembre el programa estaba íntegramente saneado y con un superávit realmente notable, a tal punto que pudimos realizar despedidas de año en cada centro y sobraron insumos que fueron devueltos al Municipio y al Becario como corresponde.

¿Cuál fue el punto de inflexión, eso que llevó a las autoridades a confiarte este cargo tan relevante como el que acabás de tomar?
En ese tiempo ocurrió una tragedia, producto del bullyng, en una escuela secundaria de Concordia. Así que armé un equipo y nos dedicamos a salir escuela por escuela a dar talleres de bullyng y violencia, con una repercusión importante.
Y este año me convocan para que asuma la Dirección Municipal de Educación. Mi tarea es administrar, monitorear y decidir acciones y programas que el Municipio ya tiene y ser creativo para seguir armando y gestionando otras.

¿Cuáles son las tareas y los desafíos que tendrás en este año desde la Dirección?
Bajo la órbita del Municipio están los programas “Escuela de Oficios del Ejército Argentino”, “Educando en Movimiento”, «El Futuro Avanza», «La casa del Estudiante» (Residencia estudiantil en Paraná), «Semipresencial de jóvenes y adultos» para Empleados municipales que no hayan terminado sus estudios. A todo esto, desde mi gestión, nos vamos a involucrar con la Educación Formal (que depende de la Provincia) y estoy en el armado de equipos técnicos para auxiliar a las escuelas e instituciones educativas en temas calientes de actualidad como Bullyng, Ciberbullyng, Violencia y Embarazo no intencional adolescente. Vamos a tratar que desde el municipio ocupemos y optimicemos los recursos necesarios para bajar a las instituciones con estos temas. Y también le sumaremos desde cada dependencia del municipio que sea útil a la Educación (Tránsito, Ambiente, Salud, Huerta, Reciclaje, Prevención, etc.) una agenda útil para las escuelas.
La idea es seguir articulando acciones educativas entre Municipio y Provincia, como una rueda de auxilio a los docentes.