En los debates de temas sociales y políticos de relevancia, hay puntos de inflexión que generalmente no están fundados en argumentos o discusiones verbales sino en la trascendencia de un gesto, en el poder de una acción o la fuerza de una imágen. La multiplicidad de voces y mensajes de uno y otro lado de los grupos militantes, a veces termina siendo confusa para el común de la gente, pero estos hechos de los que hablamos son reveladores y ponen en evidencia lo erróneo, lo peligroso, o lo rechazable de determinada concepción.

El debate por el aborto libre legal y gratuito en Argentina debería tener con esta imagen que se tomó ayer en la marcha de las agrupaciones abortistas, un punto de inflexión que debe hacernos reflexionar a todos sobre los valores que deseamos definir como buenos y deseables y cuáles son las ideologías que debemos desechar porque nos llevan a un destino siniestro.

Las enormes complejidades y aristas jurídicas, biológicas, médicas, sociales y económicas del debate por el aborto, a mi entender se resumen en esta imagen: queremos realmente formar niñas que aplasten cabezas de bebés para demostrar su poder y su libertad?

Para los fundamentos con que educaron a esta niña lo que está representando es la lucha por algo que se percibe como bueno. La sociedad argentina cree que lo es? Estoy convencido de que no representa el sentir de las mayorías, que no son los valores que queremos para nuestros niños.

Por eso hay que publicar esta foto, que es triste, lamentable y dolorosa, pero nos puede enseñar mucho acerca de lo que ideológicamente esta en juego. Quizás sea el mejor argumento para que la sociedad en su conjunto reaccione a tiempo contra la cultura de la muerte, del descarte, de la deshumanización, de la crueldad y la destrucción de todos los valores que permitirán que las próximas generaciones no estén destinadas a convertirse en seres egoístas, insensibles y déspotas en nombre de sus malos deseos a los que llaman erróneamente derechos.

#noalaborto #sialavida