El entrenador del seleccionado argentino cristiano, Daniel Cardozo, tras su paso por Barcelona, la capital del fútbol, visitó la Ciutat Esportiva Joan Gamper, lugar de entrenamiento del primer equipo del FC Barcelona y de sus categorías inferiores y fue recibido por el coordinador de fútbol formativo, Manel Guerrero, con el que coincidió en su etapa de futbolista en Castelldefels.
El seleccionador observó las prácticas del fútbol base y tuvo una charla distendida con Manel, quien le explicó la metodología de entrenamiento del FC Barcelona en sus divisiones inferiores, la misma que se emplea en el primer equipo, y es considerada una de las mejores del mundo. A grandes rasgos uno de los objetivos principales del método Barça es que el futbolista aprenda a desarrollar su talento dentro de un sistema de juego basado en la idiosincrasia del club. Aplicando los principales valores que describen el espíritu blaugrana: el respeto, el esfuerzo, el trabajo en equipo y la humildad. Todos principios bíblicos.
Pocos saben ni imaginan a que el éxito del Barcelona desde su fundación hasta la actualidad, se debe a las oraciones, esfuerzos e ilusión de Joan Gamper, un misionero protestante suizo afincado en Barcelona. Gamper, junto a otros 36 jóvenes evangélicos, querían jugar al balompié y fundan el Fútbol Club Barcelona en 1899.