Una santafesina presentó el producto que será una revolución para la platea femenina. Los baños públicos dejarán de ser un problema porque con esta herramienta podrán ir al toilette sin tener que hacer equilibrio para no tocar el inodoro. Los detalles esta la nota.

“Ellas” surge para dar respuesta a una problemática real que tienen todas las mujeres: orinar sentadas en baños públicos. Silvina Imperiale es santafesina y la ideóloga de este orinador, un producto nuevo en el mercado argentino, y cuenta los detalles.
“’Éllas’ nació a partir de una dificultad propia. En mis días viajo mucho en micro y sus baños siempre fueron un tema. A las 18 ya no tomaba café ni agua para evitar orinar. Un día el micro se comió un pozo y me caí sentada. Ahí supe que tenía que hacer algo y con mi marido comenzamos a idear artesanalmente este producto”, comenta Imperiale.
Así fue que, a base de prueba y error, tuvo su producto final con el que quedó más que conforme. A partir de las comodidades que le ofrecía, comenzó a recomendarlo a su hermana y amigas hasta que empezaron a demandárselo a otro nivel.
“Una amiga de mi hermana estaba embarazada y en los colectivos no se podía ni mover. Hacer pis a cada rato era un trámite. Lo que comenzó un poco en broma, o para cubrir una necesidad propia, terminó en algo más grande. Nos dimos cuenta que las razones por las cuales usarlo excedía mucho más que el mero baño público. Como en las mujeres embarazadas, o las señoras mayores. Así lo convertimos en un producto comercial desde hace 2 años. Y comenzamos a tener devoluciones que no podíamos creer”, dice Silvina.
Y agrega: “Una vez abrí mi correo y recibí el mensaje de una persona agradeciéndome, que en base a nuestro producto había podido recobrar la intimidad de ir al baño sin que nadie la ayude ni la acompañe. Ahí pensé que algo bien estábamos haciendo”.

¿Cómo es el orinador?
El orinador se produce en la ciudad de Rafaela, de manera artesanal y lo distribuyen a todo el país. Es una cartulina que lleva un procedimiento especial que la hace impermeable, luego de su plegado y pegado se hace un proceso de esterilización para asegurar la higiene y se envasa. El encargado lo hace con guantes y cofias. Es descartable y biodegradable. “Lleva una serie de requisitos que creemos que hay que tener en cuenta para un producto de buena calidad, con todas las condiciones de higiene que amerita”, dice la santafesina.
Cada sobre trae dos orinadores y el promedio de costo es de $50, según el proveedor. Se puede adquirir en distintas farmacias, cadenas y maxikioscos de todo el país, como también por su página web http://www.ellasorinadorfemenino.com/ o su fanpage de Facebook “Ellas Orinador Femenino”, donde también responden a consultas de todo tipo. En unos meses piensan armar una cajita con más unidades pensado en la practicidad para llevar en la cartera o mochila de cualquier mujer.
“Más allá de las épocas y costumbres, las mujeres cada vez desempeñamos más roles, estamos más tiempo fuera de casa, hacemos actividades como el gimnasio, zumba, trabajo, boliche, facultad. Cada vez tenemos más espacios que significan estar fuera de casa. Aspiramos que a futuro se vuelva en una herramienta que esté en la cartera de todas las mujeres”, cierra Silvina.

Usos Habituales
El orinador femenino es utilizado por mujeres ante las siguientes situaciones:
– Edad avanzada
– Movilidad reducida
– Impedimento físico
– Embarazos avanzados
– Necesidad de acudir a un baño público
– Necesidad de acudir a un baño de transporte público