Verónica Camargo es la madre de Chiara Páez, la adolescente brutalmente asesinada por su novio por negarse a abortar al hijo que esperaban. A partir de ese crimen, nació la popular movilización que buscaba concientizar acerca de la violencia contra la mujer.
Dicho movimiento fue tomando otros tintes con el correr del tiempo y hoy, desvirtuado totalmente, se convirtió en una herramienta más para quienes pretenden que se legalice el aborto.
En esta entrevista realizada por Marcelo Rossi, en el transcurso de la 49na. Asamblea General de la OEA, en Colombia, Verónica habla del origen del “Ni una menos” y su postura frente al aborto.

La ciudad colombiana de Medellín, sede de una nueva convocatoria de la Organización de Estados Americanos, cuyo lema para este año es “Más Derechos para Más Personas”, tuvo lugar para que uno de los emblemas en la lucha contra la violencia hacia la mujer, pudiera expresarse.
Marcelo Rossi la entrevistó públicamente durante unos 10 minutos, en los que Verónica Camargo, la mamá de Chiara Páez, resaltó que “tras el asesinato de mi hija, Marcela Ojeda impulsó una movida desde sus redes sociales, escribiendo que ‘nos están matando de a una; algo tenemos que hacer’. Allí un grupo de periodistas se unieron y se empezó a gestar el primer #NiUnaMenos el 3 de junio de 2015. Se pusieron en contacto conmigo y me comentaron la idea. Para mí fue difícil porque lo de Chiara todavía estaba fresco y tenía que mitigar mi dolor, pero también era importante que ese dolor no quedara en la nada. Como me lo plantearon, fue que se podía lograr cosas para evitar otras muertes de chicas y adolescentes. Así lo empezamos a gestar, a través de marchas multitudinarias sin ideologías políticas ni religiosas. Ese día no viví la magnitud de lo que significaba esa marcha.”

Cómo afrontó Chiara la situación es algo que vale la pena conocer, para entender los motivos del crimen. Verónica cuenta que “Chiara estaba muy decidida a tener el bebé. Decía siempre que lo iba a tener y a mantener a pesar de todo, y por eso la mataron. Lo hicieron porque ella no quería abortar”.

Hoy el movimiento #NiUnaMenos tomó otro color y está muy identificado con el pañuelo verde. Camargo se encarga de poner en cauce, nuevamente, la situación. “Si somos fieles a la historia, el #NiUnaMenos nació celeste. Más allá que el violeta es el color que identificó aquella movida, si hubiera que emparentarlo hoy, sería con el celeste. Y en cuanto a mi postura frente a la legalización del aborto, ya es de público conocimiento que estoy en contra”.

Se puede ver la entrevista completa en la siguiente lista de reproducción: https://www.youtube.com/watch?v=OJ8ufiBmykY&list=PLCfYJA9AtecvgXiJGe4tl956j6GpeFy6R y en www.canaltmp.com