El clima de la iglesia con el nuevo gobierno: Precipitaciones de fanatismos con leves vientos a favor

Hemos vivido en los últimos años una suerte de división entre un periodismo opositor y un periodismo militante. Han quedado en el segmento que busca la verdad muy pocos periodistas, muy pocos comunicadores sociales que, para colmo, por falta de financiamiento de aquellos dos focos, el del poder político y económico, no han podido encontrar demasiados canales de comunicación con la audiencia.

Columnistas 13/12/2023 Diario PC Diario PC
6576deffce526_mileihooftG

Por Martín Althaparro

Hemos padecido del zapping televisivo familiar, en donde podíamos encontrarnos con extremos opuestos de análisis político, en cofradías de tíos afines a C5N o a la LN+. Ayer en una serie de anuncios sin mucho detalle, el Ministro de Economía habló sobre el cese de la pauta oficial como elemento revolucionario (de los próximos doce meses), sin embargo, muchos de los que conforman el actual Gobierno ya tienen sus propios canales de comunicación asegurados. Ese financiamiento se manifiesta en muchas esferas y puede cambiar muchas opiniones. 

En consonancia con el periodismo de la última era y frente a las puertas de un nuevo gobierno, entiendo que ahora es la iglesia quien podría caer en un error conceptual del cual debe huir. Ese error consiste en pararse de un lado o del otro, a favor o en contra del gobierno de Javier Milei. Ser una iglesia militante o ser una iglesia opositora no son las únicas opciones. 

Estar a favor o en contra de las medidas que el Gobierno toma, digamos de los cambios y giros que puede ir teniendo, debería ser el lugar normal de cualquier ciudadano libre. El clientelismo es una figura de dominación, el fanatismo es otra más barata; este gobierno parece saberlo con entusiasmo. 

Existe un uso discrecional, muchas veces, sobre la cita que reza que hay que orar por los gobernantes. Muchos lo aprovechan si el sello del gobierno es afín a su postura política y lo olvidan si el sello del gobierno se opone a sus creencias sobre el estado, la economía y la sociedad.

En lo personal guardo dudas sobre el actual gobierno y varias certezas sobre el saliente. Eso quizás le dé una ventaja comparativa, sin embargo, comienzan a verse viejos actores de reparto que han cometido errores de los cuales no hemos escuchado ninguna alocución de arrepentimiento. 

WhatsApp Image 2023-12-13 at 13.24.30

Entonces, quizá, lo que apoya la iglesia en unanimidad radica en que nuevamente se hable de Dios y que se ponga su Palabra y su Espíritu como fuente de toda justicia y sabiduría. Hemos visto con esperanza y alegría mujeres y hombres de fe asumiendo lugares de autoridad. ¿La iglesia, los hombres que la forman, se están reservando el derecho a la réplica, a la crítica, a la diferencia con el actual Gobierno? 

Llegan tiempos nuevos donde el ejercicio del poder y la búsqueda del mismo ha madurado en gran parte de los cristianos que tienen vocación por la vida pública. Es un deseo común que puedan ejercer siendo más cristianos que liberales, más cristianos que peronistas, más cristianos que funcionarios del estado. Tenemos una gran responsabilidad de apoyar lo que, creemos, no contradice sus valores. Sé perfectamente que es difícil.

Cuando algo necesite apoyo y movilización sería muy bueno poder estar allí, acompañándolos. Cuando algo necesite corrección sería bueno hacerla con el deseo de construir diálogo y paz social. Claro está, sea el gobierno que sea debería ser igual. Muchos padecieron el “peronómetro” (elemento de medición del folclore nacional). Ya se empieza a ver el “liberalómetro” en algunos razonamientos. Quizá llegó el tiempo de aplicar una cuota de cordura. Aunque hay mucho entusiasmo, también hay muchos tirando currículum en las redes sociales con apoyos amorosos, efervescentes e incondicionales. 

Recuerdo, hace unos años atrás, en una fiesta con amigos, que una cristiana de más de 30 años en la fe me dijo: Jesús nunca podría haber sido de derecha. Razonamiento que en aquel contexto dejaba entre líneas que Jesús apoyaría al gobierno peronista. Recuerdo a otro gran amigo diciendo que Jesús “nunca sería peronista”, por políticas de género y demás cuestiones ideológicas. ¿Todo era malo y ahora todo será bueno? ¿Todo era bueno y ahora será todo malo? ¿Es tiempo de una iglesia militante? ¿Es tiempo de una iglesia opositora? ¿O es tiempo de aprovechar los vientos a favor para recuperar terreno en lo cultural, social y político, terreno que nos habían ganado con la ideología de género y otras vainas?

WhatsApp Image 2023-12-13 at 14.08.03 Martín Althaparro es comunicador social, emprendedor y fundador del movimiento Unidos Podemos Más.

Te puede interesar
441046456_968817434702311_8117137542711467342_n - copia

Rockstar del Evangelio

Diario PC
Columnistas 10/05/2024

¿Siervos o Rockstars? En tiempos de múltiples formas de exposición del Evangelio, se corre el peligro de perder de vista a los destinatarios del mensaje.

Lo más visto
Concierto Benéfico de PyF

Parlamento & Fe organiza un concierto benéfico en el Auditorio Nacional

Damián Sileo
Sociedad 30/05/2024

El lunes 3 de junio se llevará a cabo, en el Auditorio Nacional, un concierto que tendrá un fin solidario: paliar la difícil situación de los hermanos de Brasil que recientemente sufrieron los embates de las inundaciones en el sur del país, y que actualmente está afectando, además, el litoral argentino.

D_NQ_NP_606616-MLA76475550853_052024-F - copia

Stone abre sus puertas en Adrogué

Diario PC
Empresas & Servicios 05/06/2024

Este viernes 7 de junio, abre sus puertas Stone-Active en Boulevard Shopping Adrogué. El histórico paseo de compras de la zona sur contará en sus filas con una de las marcas más emblemáticas en materia de indumentaria y accesorios masculinos.

WhatsApp Image 2024-06-05 at 20.56.13

Promover la convivencia universitaria libre de violencia

Diario PC
Actualidad 05/06/2024

La semana pasada se llevó adelante en el Salón del Consejo Superior del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) un encuentro convocado por las autoridades de esta casa de estudios, quienes junto a referentes de distintos credos de nuestra sociedad rubricaron un documento con el objetivo de reafirmar el compromiso para desarrollar un trabajo constante y constructivo en favor de la preservación de un ámbito universitario libre de violencia.